Atestigua gobernador incineración de 6.2 toneladas de estupefacientes

0
251

TIJUANA, BAJA CALIFORNIA…- A  11 de diciembre de 2019.- Con la incineración de más de 6.2 toneladas de estupefacientes en el campo militar Aguaje de la Tuna, el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, expresó su reconocimiento a las fuerzas militares, la Fiscalía General de la República y la Guardia Nacional por el esfuerzo coordinado para abatir el trasiego de drogas en la entidad.

En su discurso el gobernador Bonilla Valdez puntualizó que este tipo de acciones de incineración de drogas, deben ser de manera cotidiana y no dejar en inventario todo lo que se acumule en un mes. “Asimismo, reconozco el trabajo que realizan las fuerzas armadas y el apoyo que reciben por parte de las autoridades locales para luchar contra las células delictivas”.

Recalcó que “…estos eventos de incineración de drogas, son tan importantes como las ceremonias de destrucción de armas de fuego, lo que demuestran el ánimo, de liberarnos de este yugo del crimen organizado…”.

“Como representante del Gobierno del Estado, les digo a las fuerzas armadas, que tendrán todo nuestro respaldo para continuar con estas acciones; me congratulo de estar aquí, y hoy en día me siento seguro al igual que la ciudadanía por su presencia en la entidad”, enfatizó al concluir y agradecer la invitación para ser testigo oficial de esta ceremonia.

La “quema”, como es llamada coloquialmente a la destrucción de estupefacientes de distintos tipos en las instalaciones militares del 28º. Batallón de Infantería, estuvo organizada por la Delegación de la Fiscalía General de la República (FGR), en coordinación estrecha con la Secretaria de la Defensa Nacional, (SEDENA) y la Secretaria de Marina-Armada de México.

Informaron sus voceros que el decomiso de narcóticos y sustancias prohibidas, realizado por los tres niveles de gobierno, es el resultado de los esfuerzos que realizan todos los días las fuerzas armadas y las autoridades locales con el propósito de abatir a las redes del crimen organizado que operan en la región.

Los narcóticos para su incineración corresponden al inventario que se acopia en las bodegas de la oficina de la Delegación de la Fiscalía General de la República (FGR), y que corresponden a procesos de personas que están a disposición de la Fiscalía, por delitos contra la salud.

Hoy se incineraron 5 toneladas 648 kilos, entre ellos 278 gramos de marihuana, 20 kilos 675 gramos de clorhidrato de cocaína, 308 kilos 376 gramos de clorhidrato de metanfetaminas, algunas dosis de amapola, morfina, THC, semilla de marihuana y fentanilo. Siendo un total de 6 toneladas 624 kilos, que dejaron de “circular” en las calles.

En este evento conformaron el presídium: El gobernador del Estado de Baja California, Jaime Bonilla Valdez; el General de División Diplomado del Estado Mayor, Gabriel García Rincón, Comandante de la Segunda Región Militar; el Almirante Jorge Luis Cruz Vallado, Comandante de la Segunda Región Naval; y el Capitán Jorge Alberto Ayón Monsalve, titular de la Secretaria de Seguridad Pública Municipal (SSPM).