CONFIRMA FGE ORDENES DE APREHENSIÓN A POLICÍAS MUNICIPALES

0
16
  • Con base a la carpeta de investigación, los elementos participaron en diversas conductas catalogadas como delitos: homicidio, falsedad de declaraciones y abuso de autoridad.
  • Uno es el que disparó la bala que quitó la vida al pequeño, cuando jugaba con un hermanito en el patio de la casa, junto al lote baldío en el que se ocultó un “sospechoso armado”.

Tijuaa, B.C., 17 de noviembre de 2020.- El Fiscal Central del Estado, Hiram Sánchez Zamora, confirmó las órdenes de aprehensión giradas por un Juez de Control que conoce del caso, en contra de ocho elementos de la Policía Municipal, vinculados a la muerte del menor de 6 años Yurem Abdiel por “bala perdida”, así como a la del presunto delincuente César “N”, durante un enfrentamiento suscitado el pasado 16 de septiembre, en la zona del Mariano Matamoros.

El funcionario de la Fiscalía General del Estado (FGE), recordó que fue iniciada una Carpeta de Investigación, de la que se desprende que los elementos participaron en diversas conductas catalogadas como delitos: homicidio, falsedad de declaraciones y abuso de autoridad.

Explicó que el contenido del Informe Policial Homologado (IPH), que la Policía Municipal de Tijuana formuló por los hechos, no concuerda con las indagatorias y la mecánica de lesiones que realizó la FGE y el equipo de la Dirección Estatal de Ciencias Forenses.

En primer término, explicó, el presunto delincuente de nombre César “N”, quien era perseguido por la autoridad bajo el supuesto de portar arma de fuego, al caer abatido en el tiroteo dentro del terreno baldío, fue movido su cuerpo del lugar y colocado en otra posición, lo mismo sucedió con los casquillos percutidos al ser manipulados por los agentes de la policía municipal.

El fiscal Sánchez Zamora detalló que está abierta la carpeta de investigación que contiene los datos técnicos, jurídicos y, sobre las dos armas de los oficiales que fueron utilizadas; en tanto, la agencia del Ministerio Público, solicitó los mandamientos judiciales en contra de los presuntos implicados.

El gobernador Jaime Bonilla Valdez manifestó que durante este lamentable hecho, se creyó que eran solo dos policías señalados, y que ahora son 8, a los que ejercerán acción penal por su probable responsabilidad, confabulación y por falsedad en declaración.