HACE FALTA UNA REFORMA FISCAL INTEGRAL, NO DECRETOS PARCIALES: RODRIGO OTÁÑEZ

0
52
  • Tiene AMLO, todavía, la mayoría en el Congreso de la Unión, para legislar un decreto de verdadera Zona Libre para toda la frontera norte.

Tijuana, B.C.,…- 02 de Diciembre 2020…-Luego de observar que el Presidente Andrés Manuel López Obrador solamente vino a hacer una visita de cortesía a Baja California, pero, sobre todo, con una agenda política, de tintes electoreros, y no una gira de trabajo, el diputado del PBC, Rodrigo Aníbal Otáñez Licona dijo que el mandatario nacional “vendió” un decreto que no cubre a todos los empresarios.

En ese tema, advirtió, lo que hace falta es una reforma fiscal integral, no decretos parciales de un 8% que no solo no es extensivo, en automático, a todos los contribuyentes, sino que tiene que solicitarse, y cubrir muchos requisitos, además de soportar la burocracia federal.

Por consiguiente, indicó, López Obrador quiere tapar el sol con un dedo, con un decreto para solo unos cuántos beneficiados.

Encima de todo eso, agregó, “nos castiga con la eliminación de fideicomisos, entre ellos, al Colef y los que apoyan a la industria cinematográfica, entre muchos otros de gran impacto social, cultural y de bienestar comunitarios”.

Otáñez Licona sostuvo que el Presidente vino a ponderar a Morena, “y descalifica a quienes generan empleos, a quienes arriesgan su capital e invierten en un patrimonio, a quienes crean la tierra mexicana”.

“Se les olvida que los empleos los genera alguien, los empresarios, y el 95% son Micros, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyMEs), y a ellos también les ha dado la espalda Andrés Manuel López Obrador; no solo a nivel Baja California, sino en todo el país”.

“Desde el que tiene una tienda, un taller mecánico, una fábrica de costura, a todos los cuales generan desarrollo económico, que generan derrama económica, a todos ellos, el Presidente les da la espalda, los ha traicionado”, lamentó.

Rodrigo Otáñez lamentó que el Presidente Andrés Manuel, en Baja California, como donde quiera que va, solo lleva la bandera de la división, con calificativos, con distintivos, invitando a la polarización; y, no obstante que han sido muy críticos de esa actitud, “no ha entendido que ya es Presidente de la República, y sigue haciendo campaña”.

“Es momento de unir y no de dividir”, recalcó, tras observar que, “tradicionalmente, en las giras Presidenciales se atiende a todos los sectores sociales, incluyendo a los que son de ideologías distintas al Presidente, pero el que ahora tenemos, atiende a los de su partido, y a los que lo alaban”.

Antes, subrayó, “se inauguraban obras importantes, desde la canalización del Río Tijuana, el Chaparral, la carretera de cuatro carriles de Tecate a Ensenada, y muchas otras obras emblemáticas y de gran calado”.

“En cambio, López Obrador vino solamente a donde le aplauden y, la única obra que, según ellos, trascendía, fue inaugurar unas canchas, en una colonia de Tijuana, pero que no es una obra de gran calado. Hacen falta muchas canchas en todo Tijuana y Baja California”, comparó.

Es lamentable, añadió a sus observaciones, que López Obrador escuchó los reclamos en contra del gobernador Jaime Bonilla, pero los ignoró adrede; “es un Presidente que ve solo lo que quiere ver y señala lo que le conviene; se le olvidó que es Presidente de todos los mexicanos, y no solo de los que pertenecen a su partido, Morena”, concluyó sobre el tema de la Gira Presidencial reciente.

Osuna Jaime, la propuesta del PBC a la gubernatura

Todo lo anterior fue expuesto después de una conferencia en la que participaron dirigentes de los partidos de oposición que buscan una alianza para los comicios del año 2021, y, en ese contexto, el diputado Rodrigo Otáñez confirmó que el arquitecto Héctor Osuna Jaime es a quien propone el PBC para candidato a gobernador.

Por supuesto, aclaró, al margen de quien resulte electo en un proceso interno conjunto de todos esos partidos, lo primero es concretar la coalición, una que gane y recupere “lo que tanto trabajo costó construir, las instituciones y el esquema federalista, que ahora es presidencialismo puro, donde el Presidente manda y dice, y lo que dice y manda se hace”.

En ese proceso de coalición descartó que Jaime Bonilla y López Obrador logren “descarrilarla”, pues, hizo la observación de que ellos no están fraccionados en políticas internas; “estamos concentrados en los factores comunes, buscando coincidencias, que son muchas, y separando, por ejemplo, las ideologías en las que somos diferentes, en beneficio de los bajacalifornianos”.

“Es momento de estar unidos, no es momento de dividir, porque, por encima de nuestras diferencias, están la justicia social, y el rescate de la institucionalidad, con pleno respeto a la división de poderes, para el bien de todos”, concluyó.