LIDERAN EMPRESA ESENCIALES LA REACTIVACIÓN ECONÓMICA EN BC

0
22
  • La Arhitac hace un llamado a la población y a las empresas a reforzar protocolos de prevención de covid-19.

Tijuana, B.C.,..-08 de Noviembre 2020…-En la segunda fase de la contingencia sanitaria las empresas han visto una disminución en los efectos que ha provocado el covid-19, principalmente en aquellas consideradas esenciales, no obstante, prevalece el exhorto a no bajar la guardia con las medidas de prevención.

Lo anterior lo declaró Heriberto Galindo Aguirre, presidente de la Asociación de Recursos Humanos de la Industria de Tijuana (Arhitac), luego de encabezar la Junta Mensual de Socios en la que se presentaron los resultados de la segunda etapa de la encuesta «Impactos del Covid-19 en las empresas de Baja California».

El dirigente afirmó que sí existe una preocupación por un rebrote de la enfermedad, ya que no solo representa una afectación en la salud de la ciudadanía, sino también en la economía.

«No nos conviene a ningún sector, seamos esenciales o no, regresar a semáforo rojo, porque la riqueza de Tijuana son sus empresas y su gente, esto es lo que nos ha llevado a ser los número uno en la recuperación económica, por eso no tenemos que bajar la guardia», expresó.

De ahí que la iniciativa privada sigue apostando a una colaboración estrecha con las autoridades y una concientización de la gente, aseguró, por lo que las empresas socias de Arhitac han estado reforzando esta parte de la prevención.

Por su parte, el Dr. Jorge Carrillo, investigador del Departamento de Estudios Sociales de El Colegio de la Frontera Norte, fue el encargado de presentar los resultados de la 2da etapa de la encuesta «Impactos del Covid-19 en las empresas de Baja California», en la que destaca el hecho de que las industrias esenciales han sido las que han mantenido a flote la reactivación.

En esta segunda fase de la encuesta, señaló, se realizaron 1,628 cuestionarios a 524 empresas en Baja California, de las cuales el 45.3% contestó nunca haber suspendido operaciones, el 49.4% suspendió temporalmente y 5.2% sigue sin operar.

En cuanto al nivel de impacto que han tenido las empresas en esta segunda fase, las manufactureras esenciales consideraron haber tenido efectos severos en un 11.9%; para el 57.9% el efecto fue intermedio, y para el 32.9% fue menor.

En tanto, para las empresas manufactureras no esenciales, el impacto severo se vio en el 11.9% de ellas; intermedio para el 73.8% y menor para el 14.3% de las encuestadas.

Algo que destaca de estos resultados, resaltó el Dr. Carrillo, es que los impactos en la primera fase fueron mucho mayores, toda vez que los efectos severos se tuvieron en el 44.4% de las empresas manufactureras esenciales, y en el 20.5% de las no esenciales, lo que deja ver que las repercusiones disminuyeron notoriamente en la segunda fase de la encuesta.

Entre las afectaciones que llegaron a reportar las compañías encuestadas están el recorte de personal, demoras o problemas en la logística de importación de insumos; altos costos de flete; encarecimiento por el dólar; falta de capital de trabajo para compra de insumos, por mencionar algunas.

Por último, en la junta mensual de socios de Arhitac también se abordaron los temas «Perspectivas económicas 2021», por el Mtro. Antonio Ochoa, socio de precios de transferencia de Deloitte; «Actualizaciones Infonavit», por la C.P. Ana Lizeth Gómez; y la presentación del plan de trabajo de las candidatas a vicepresidentas de Arhitac, Lic. Mayra Amezquita, gerente regional de The Safariland Group, y Lic. María Luisa Morgan, directora de recursos humanos de CONFIE.