TIJUANA Y CALIFORNIA TRABAJARAN JUNTOS PARA MEJORAR LA CALIDAD DEL AIRE

0
117

• Será instalada una red de monitoreo que consta de 50 sensores de aire púrpura.
TIJUANA.-Como parte del compromiso de la alcaldesa Montserrat Caballero Ramírez, de trabajar para mejorar la calidad del aire, la Dirección de Protección al Ambiente, firmó un Memorándum de entendimiento (MOU), con el Consejo de Recursos del Aire de California (CARB).
De acuerdo con el director de Protección al Ambiente (DPA), Alejandro Muñoz Gil Lamadrid, el memorándum fue firmado con el objetivo de establecer una red de monitoreo en la ciudad, misma que consta de 50 sensores que se utilizarán para mejorar el seguimiento de las partículas en el aire.
«Esto facilitará el intercambio de información sobre la calidad del aire en ambas regiones y mejorará nuestra capacidad para hacer cumplir las regulaciones existentes en la materia, para prevenir impactos negativos en la vida de los tijuanenses debido a la contaminación», indicó el funcionario.
El memorándum establecido con la ciudad de California, estará vigente hasta el 30 de septiembre del año 2024, por lo que el gobierno trabajará de forma conjunta para atender el tema, ya que ambas regiones coinciden en que la contaminación de aire implica múltiples riesgos a la salud.
“El problema general es que la contaminación del aire no respeta las fronteras: viaja de California al área de Tijuana y viceversa, lo que afecta a las comunidades fronterizas de San Diego y Tijuana que ya están agobiadas por la mala calidad del aire”, aseguró Chanell Fletcher, directora de CARB.
Fletcher agregó que la mala calidad del aire a lo largo de la frontera aumenta los casos de asma y enfermedades cardiopulmonares, que pueden causar la muerte, lo que tiene un impacto especialmente fuerte en las comunidades fronterizas sobrecargadas ambientalmente.
El XXIV Ayuntamiento de la ciudad agradeció la disposición de la autoridades del estado de California para trabajar de la mano en el tema ambiental con el CARB ya que de esta forma se podrán reducir los índices de contaminación existentes en el aire, protegiendo así la salud de los ciudadanos en ambos lados de la frontera.