CONCIENTIZAN SOBRE DIAGNÓSTICO OPORTUNO DE LA ENDIOMETROSIS

0
125

**Es una enfermedad de la mujer que no tiene cura, pero que puede controlarse con diversos tratamientos.

TIJUANA BC, 10 de marzo de 2024.- La endometriosis es una enfermedad crónica y a menudo dolorosa que padece el 10% de las mujeres a nivel mundial, por lo que es importante tener revisiones periódicas y estar atentas a los síntomas, pues una de las problemáticas que provoca es la infertilidad.

El Dr. Fabián Walters Arballo, especialista en Ginecología y Reproducción Humana, y director de Fertilite, Clínica de Fertilidad, explicó que la endometriosis es una enfermedad en la que el tejido similar al endometrio, el cual reviste el útero, crece fuera de él y se implanta en diversos puntos de la cavidad pélvica, e incluso, en otros órganos.

“Es un padecimiento cuyos síntomas comunes son dolor pélvico intenso, períodos menstruales muy dolorosos, dolor durante las relaciones sexuales, y problemas de fertilidad; así también, puede causar fatiga, dolor al orinar o defecar durante la menstruación, y otros síntomas gastrointestinales”, comentó.

El especialista mencionó que el diagnóstico suele basarse en los síntomas del paciente, un examen pélvico, y pruebas de imagen como la ecografía o la resonancia magnética altamente especializados, llamados “mapeo de endometriosis”, pero que muy pocos lugares tienen el equipo para realizarlos.

Agregó que la laparoscopia es otro método diagnóstico, pero su valor actual es terapéutico, el cual ayuda a examinar los órganos pélvicos y buscar tejido endometrial fuera del útero.

“La endometriosis afecta aproximadamente al 10% de las mujeres en edad reproductiva, lo que equivale a unos 200 millones de mujeres en todo el mundo, y es una de las principales causas de dolor pélvico crónico y de infertilidad en las mujeres”, subrayó.

El Dr. Fabián Walters argumentó que el tratamiento para la endometriosis puede incluir medicamentos para aliviar el dolor y reducir la inflamación, como los antiinflamatorios no esteroides, o los anticonceptivos hormonales.

Sin embargo, dijo, en la mayoría de los casos puede ser necesaria la cirugía para extirpar el tejido endometrial afectado causante de dolor y mala calidad de vida, y en algunos casos de búsqueda de fertilidad para restaurar la anatomía de la pelvis.

“Es importante destacar que, aunque no existe una cura definitiva para la endometriosis, hay tratamientos disponibles para ayudar a controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida de las pacientes. La concientización sobre esta enfermedad es fundamental para promover un diagnóstico temprano y un manejo adecuado”, finalizó el director de Fertilite.