EL ÚLTIMO INFORME DEL GOBIERNO DE DUARTE: LA QUIEBRA DE VERACRUZ ES CULPA DE LOS TRABAJADORES

0
928

duarte-2Animal Político

Paola Alín

© Proporcionado por Animal Político

El gobierno de Veracruz reconoció finalmente el fracaso de la política financiera implementada durante los seis años dela administración actual, pero responsabilizó de la misma a los trabajadores del Estado que dijo, tuvo que contratar debido a que eran personas que no pudieron incorporarse a otros sectores productivos y en consecuencia, gastó más dinero para mantenerlos.

Las más de 550 páginas del sexto informe de gobierno de la administración de Javier Duarte, firmado por el gobernador interino Flavino Ríos y entregado esta semana al Congreso del Estado, no hace una sola mención o reconocimiento a hechos de corrupción que hayan afectado las finanzas públicas.

Por el contrario, asegura que es el esfuerzo en engrosar la burocracia contratando a más personas para que sus familias no estuvieran en la pobreza, es lo que ha sumergido a la entidad en la crisis económica actual.

“Privilegiar el bienestar de las familias veracruzanas ha tenido un efecto negativo en el comportamiento del gasto total y en el incremento de la deuda y los pasivos” señala el informe.

El documento reconoce que en 2011 se recibió una pasivo de 16 mil millones de pesos que al  cierre de la administración ya suma 80 mil millones. Un crecimiento de deuda del 400 por ciento según el cálculo oficial.

Lo anterior se debe al incremento del gasto corriente y en servicios personales del gobierno  que consume, de acuerdo con el reporte de la Secretaría de Finanzas  casi el 70 por ciento de todo el presupuesto. Es un problema que el gobierno de Veracruz sostiene que se detectó desde el 2011 y que se advirtió como un “riesgo” en el Plan Veracruzano de Desarrollo 2011-2016.

¿Qué pasó entonces? Según la administración de Duarte, el problema no está en el desvío de recursos  públicos o en contratos a empresas fantasma, o en corrupción a funcionarios. El problema coyuntural, es que el gobierno tuvo que implementar una política de contratación de personas desempleadas ante la falta de oportunidades.

“La economía veracruzana en los sectores privado y paraestatal no ha sido capaz de incorporar a la población económicamente activa a empleos bien remunerados. En este esquema, el Gobierno del Estado ha debido promover una política de incorporación de trabajadores al servicios público del Estado, y ha mantenido una tendencia creciente en el rubro de servicios personales del gasto corriente” indica el informe.

Sin dar un solo dato duro que demuestre que lo anterior es real, como por ejemplo cuanto creció la nómina de la burocracia, el informe sostiene que se implementó esta política con “el único propósito de no afectar a miles de familias veracruzanas que dependen de ese ingreso y no tienen capacidad de reabsorción en otro sector de la economía local”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here