Forma gobierno del estado a multiplicadores en competencias interculturales en servicios de salud

0
545

MEXICALI, B. C.- Miércoles 21 de marzo de 2018.- En seguimiento al Plan Nacional de Salud, el Gobierno del Estado que encabeza el Mandatario Francisco Vega de Lamadrid, a través de la Secretaría de Salud, capacitó a personal del Hospital Materno Infantil de Mexicali (HMIM), como multiplicadores en competencias interculturales, a fin de que el personal del nosocomio aplique los lineamientos en la materia, para brindar un mejor servicio a los usuarios.

El Secretario de Salud en el Estado, Guillermo Trejo Dozal, indicó que este curso tiene como objetivo contar con más elementos certificados para impartir esta capacitación que deberá multiplicarse entre toda la plantilla laboral del nosocomio, ya que forma parte de los requisitos de acreditación hospitalaria.

El Director del HMIM, José Rojas Serrato, explicó que la competencia intercultural  implica empatía hacia los diferentes integrantes o usuarios de servicios, la comprensión de su percepción del mundo, la capacidad de no descalificar a nadie por ser diferente, y la detección de barreras culturales existentes a fin de diseñar estrategias para eliminarlas.

“Es un trabajo arduo, el personal de salud forma parte de una sociedad que aplica calificativos a las personas por su forma de vestir, de hablar o por ser de alguna región en particular; en Baja California, con tanta migración nacional e internacional, es necesario contar con personal que no anteponga sus prejuicios ante un servicio”, añadió Rojas Serrato.

Reeducar a un personal que fue formado en un sistema cultural con ciertas cargas de prejuicios es un reto que se enfrenta con determinación, por ello se ha asumido el compromiso de fomentar en todo el personal los 10 puntos en los que se busca incidir para brindar un trato con un enfoque intercultural. La formación de los multiplicadores permitirá reforzar los temas que sean necesarios y capacitar al personal de nuevo ingreso.

Transfusiones sanguíneas, utilización de métodos anticonceptivos, acceso a servicios religiosos en bebés graves, recomendaciones alimenticias durante y después del parto, creencias respecto a eclipses lunares, tatuajes, fallas en la comunicación, utilización de términos populares para definir ciertos malestares o condiciones de salud, son algunos de los temas con mayor número de perspectivas culturales que cotidianamente enfrentan los médicos y enfermeras en la atención.

Las unidades médicas son evaluadas cada vez con mayor rigor, pues la eliminación de barreras culturales en la prestación de servicios es necesaria para llevar una relación de respeto, tolerancia y enriquecimiento mutuo entre usuarios y prestadores de servicios.

Rojas Serratos señaló que algunos de los 10 puntos que definen el comportamiento intercultural recomendado por las autoridades federales son:

Recibir al paciente con saludo respetuoso, mirándolo a la cara, llamándolo por su nombre.

  • Identificar la posible característica cultural del familiar o paciente; lengua, edad, nacionalidad. Tratar de conocer la percepción de los temas de salud, sin emitir juicios.
  • Ser respetuoso sin importar enfermedad, etnia, estado civil, edad, color de piel, preferencia sexual, situación judicial y otras que podrían generar una barrera en la atención.
  • Evitar regañar o burlarse de lo que el paciente exprese sobre sus creencias respecto al estado de salud. En caso de que el paciente esté haciendo algo nocivo para su salud o la de su hijo, explicarle de forma respetuosa.
  • Explicar con claridad el tratamiento o enfermedad y cerciorarse que el paciente y familiar entendieron.

Comentó que en el interior del país dichos lineamientos se enfocan en la atención a la población indígena, pero en Mexicali, donde se reciben flujos migratorios de diversas partes, el personal debe estar preparado para recibir personas de todo credo y nacionalidad; registrando en el HMIM experiencias exitosas en la materia.