SE INCREMENTA EL TRAFICO VEHICULAR EN TIJUANA

0
81

TIJUANA, B.C.,- 23 de septiembre de 2021.- Los cambios en las medidas de seguridad en las Garitas de San Ysidro-El Chaparral y La Mesa de Otay, las obras en algunas vialidades, así como la reactivación de clases en los planteles escolares, han ocasionado un incremento del tráfico vehicular, provocando cuellos de botella en avenidas principales de la ciudad.
El jefe de la sección de Tránsito Municipal, Felipe López Tiznado, informó que con la nueva normalidad las actividades esenciales se reactivaron en algunos centros de trabajo y planteles escolares, sobre todo, en los cambios de apertura para cruzar la frontera hacia Estados Unidos, ya que se implementaron nuevas medidas de seguridad en las garitas.
“Hemos observado que a partir de las seis de la mañana, por la Línea Caracol, es decir, por Paseo de los Héroes y parte de Zona Río en dirección hacia la garita de San Ysidro-El Chaparral ya hay cuellos de botella; por otro lado, los automovilistas que van hacia la Ready Lane nos llegan hasta el puente Las Américas, la cual también ocasiona problemas en el flujo vial, ya que se utilizan dos carriles nada más”, expuso el oficial.
López Tiznado agregó que la actividad en las escuelas con clases presenciales también es otro factor que ocasiona congestionamiento vial, sobre todo, en Zona Río, tanto en las mañanas como en las tardes, ya que personas que laboran en ese sitio, también toman sus horarios de comida.
Otra de las zonas que con mayor frecuencia presentan cuellos de botella es el bulevar 2000, ya que se realizan obras sobre el puente Alberto Limón Padilla, cerrando los carriles de lado derecho por tres meses, aunque hay terracería y señalamientos instalados para tomar vías alternas, los conductores sacan la vuelta por el bulevar Terán Terán, o bien, por Cucapah y Casa Blanca, haciendo más lento los tiempos de traslado.
López Tiznado señaló que el bulevar Insurgentes no se escapa del tráfico vehicular, ya que se realizan obras sobre Lázaro Cárdenas, provocando gran aforo desde el Libramiento hacia Otay, también parte de la Vía Rápida Poniente, el cual tiene cuatro carriles, pero sólo dos están abiertos.
“El congestionamiento vehicular se registra a partir de las 06:00 de la mañana hasta las 09:00 horas; por las tardes se da entre las 16:00 horas hasta las 19:00 horas, sobre todo, para el lado de Otay, como Gato Bronco, parte del Terán Terán y bulevar 2000. En ocasiones suceden accidentes por la imprudencia de los conductores que no miden precauciones y eso también afecta la circulación vial”, sostuvo.
Con respecto a las salidas a Playas de Tijuana, Rosarito o Ensenada, son los fines de semana cuando más se ve afectada la circulación vehicular en las avenidas principales, ya que muchas personas regresan de trabajar de Estados Unidos y transitan hacia esas zonas a sus hogares.
Entre las recomendaciones de Tránsito Municipal señalan que para evitar contratiempos es necesario salir una hora antes de sus hogares, que utilicen vías alternas, por ejemplo, si vienen por Vía Rápida hacia Zona Río, puede tomar Paseo Centenario y salir a la glorieta a Otay, sube el puente México y baja a la Internacional; para quienes van a la 5 y 10, que utilicen el bulevar Federico Benítez, baja hacia el puente Las Américas o Ermita y sigan su camino; para los del bulevar 2000, pueden tomar Casa Blanca o Cucapah.