AYUNTAMIENTO DE TIJUANA TRABAJA PARA CREAR PROTOCOLO DE PROTECCIÓN INDÍGENA EN CONTEXTO MIGRANTE

0
83

TIJUANA, B.C.,-11 de agosto de 2021.- Con el objetivo de promover el reconocimiento, preservación y defensa de los derechos y cultura de los pueblos indígenas, tanto nacionales como extranjeros, que han elegido a Tijuana como su ciudad destino, la Coordinación de Atención a los Pueblos Indígenas (CAPI) trabaja en la elaboración del primer Protocolo de Protección a Indígenas en Contexto Migrante.
Mediante dicho instrumento se busca sentar las bases para que en los albergues migrantes se capacite al personal en la identificación de indígenas provenientes de Honduras, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica o Panamá, o de cualquier otro lugar, y en su sensibilización para que brinden la atención acorde a las necesidades de cada grupo.
Para realizar el protocolo se llevará a cabo un foro con la participación de diferentes países de Centroamérica en el que se abordarán los temas concernientes a la protección y defensa de los derechos humanos de estas comunidades.
La coordinadora de Atención a los Pueblos Indígenas, Lourdes Ramírez Martínez, explicó que a través de la Red de Mujeres Indígenas de Centroamérica, de la cual es integrante, se iniciaron las pláticas virtuales para desarrollar el proyecto que será el primer en su tipo en el país.
“El Reglamento para la Protección de los Derechos y Cultura Indígena de Tijuana estipula que toda la población indígena, tanto del país como de cualquier otro, se debe acoger. Por eso, con el protocolo pretendemos sensibilizar y trabajar con los albergues de migrantes que atienden a población indígena, para que sepan identificar a un indígena misquito o lenca, que son de Honduras, a un maya cachiquel, porque no saben”, indicó.
La funcionaria explicó que en coordinación con la Dirección de Atención al Migrante, la Secretaría de Bienestar Social y la Red de Mujeres Indígenas de Centroamérica se está armando el documento que contendrá las características de cada pueblo indígena para se conozca su sistema normativo, sus lenguas y costumbres.
Al capacitar y sensibilizar al personal de los albergues se asegura que los indígenas migrantes sean atendidos en un ambiente de respeto a sus derechos y se les proteja de cualquier acto de discriminación del cual pudieran ser objeto.