PRESENTACIÓN DEL PLAN DE ATENCIÓN INTEGRAL PARA JOJUTLA: CARLOS MARTÍNEZ VELÁZQUEZ

0
22

JOJUTLA, MORELOS.,- 23 de noviembre 2021.- Me da mucho gusto estar aquí para informar que la Transformación sigue avanzando en México y Morelos no es la excepción.
Las acciones que distintas dependencias del gobierno federal hemos realizado para la reconstrucción y transformación de Jojutla responden directamente al mandato de dar prioridad a las personas más vulnerables y que menos tienen erradicando la corrupción de todos los niveles de gobierno.
Saludo con afecto al titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Román Meyer Falcón; al subsecretario de Ordenamiento Territorial y Comisionado Nacional para la Reconstrucción, David Cervantes Peredo; y a nuestro anfitrión, el gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo. También saludo con afecto al alcalde de Jojutla, Juan Ángel Flores Bustamante.
El 19 de septiembre de 2017, un sismo de magnitud 7.1 grados en Escala de Richter, con epicentro en Axochiapan, Morelos, sacudió el centro de nuestro país: la Ciudad de México, Puebla, Estado de México, Tlaxcala y Morelos fueron de las entidades más afectadas, con la caída de diversas construcciones, personas heridas y lamentablemente, decenas de fallecidos.
En el estado de Morelos, Jojutla fue uno de los poblados más afectados, al ubicarse a 69 kilómetros del epicentro.
Ante los daños causados por el terremoto, el Consejo de Administración del Infonavit autorizó recursos por 200 millones de pesos, para realizar obras de equipamiento y espacio público en la localidad, en apoyo a las zonas afectadas.
Con estos fondos, el Infonavit trabajó en importantes obras como la recuperación de la Capilla de la Santa Cruz, el Centro de Desarrollo Comunitario de la Ranchería “El Higuerón”, la Escuela Primaria Emiliano Zapata, la Iglesia del Señor de Tula, la rehabilitación de infraestructura de la Unidad Habitacional “El Higuerón”, el Zócalo y la Alameda.
La decisión de concentrar aquí los primeros esfuerzos tuvo que ver con las áreas de ayuda que aún no estaban cubiertas. Sedatu tenía un plan para apoyar a todas las viviendas; diferentes fundaciones habían cerrado convenios para reconstruir las escuelas, todas las estructuras históricas tenían que llevar el proceso del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Las obras que se construyeron por parte de Infonavit fueron aquellas que no tenían ya un proceso de reconstrucción asignado.
Adicionalmente, el Instituto instaló un taller de reconstrucción en el centro de Jojutla, en el que las familias podían fabricar muebles, pedir asesoría en construcción, plomería y electricidad, y pedir herramientas prestadas. Por alrededor de dos años se construyeron muebles para más de 300 familias y se le dio asesoría y apoyo técnico a más de 120 familias.
A partir de 2020, con los recursos remanentes del presupuesto autorizado en 2017 y sus rendimientos financieros, sumando donativos adicionales por parte del personal del Infonavit, destinamos 33 millones de pesos adicionales para la construcción de viviendas.
A la fecha, el Instituto ha beneficiado a más de 60 familias que cumplieron con los requisitos: haber perdido una vivienda de su propiedad en el sismo y tener legítima posesión de un terreno donde se pudiera construir la nueva casa. Con los ahorros logrados en el proyecto será posible construir dos viviendas más.
Los beneficiarios debían asegurar que la casa que se construya será su residencia primaria y que no están en la lista de beneficiarios del programa de reconstrucción de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi).
Las acciones de Infonavit se suman a las importantes obras realizadas por otras dependencias del Gobierno Federal, como las de mejoramiento urbano desarrolladas Sedatu y las más de 3 mil acciones de vivienda llevadas a cabo por la Conavi.
A cuatro años del terremoto, la Transformación se consolida en Morelos. Así que ya saben. Pronto será momento de preguntarnos si queremos más transformación y más apoyos para la clase trabajadora: si queremos que siga la transformación de México y de las instituciones que deben estar al servicio del pueblo, o si queremos que regrese el régimen de corrupción y privilegios que tanto daño le hizo a los primeros meses de la reconstrucción de Jojutla.
En Infonavit tenemos muy claro nuestro mandato: primero los pobres, no robar y no traicionar al pueblo. No fallaremos.